10 febrero 2014
Sexo, mentiras y cintas de correr

No es lo mismo el hambre que las ganas de comer. Tampoco hacerse una idea y hacerse a la idea. Ya lo dijo aquél en plan rapero del sur: “No es lo mismo ser que estar. No es lo mismo estar que quedarse… Será que ni somos, ni estamos, ni nos pensamos quedar”. Correr en la calle y en el gimnasio, se puede decir más alto y hasta con más postureo pero igual, igual… lo que se dice igual… No lo veo. No es lo mismo el running outdoor que el running indoor.





21 febrero 2014
Antes del maratón, leña al mono
No importa lo que te hayan contado, si ya lo has vivido o si te han avisado. De nada sirve saber cuándo llega y cuándo se va. Como cada kilómetro de la hazaña de Filípides, el Síndrome Pre-Maratoniano te da en toda la jeta sí o sí. Si ya has corrido algún maratón o estás a menos de una semana de hacerlo por primera vez, sabrás de qué estoy hablando y te sonaran sus síntomas



8 mayo 2014
Famosos a la carrera
Esta mañana, durante el rodaje de rigor de 65′ que me tocaba, me he cruzado con un par de chicas a toda pastilla, con los pelos alborotados, rojas como tomates y corriendo sin nada de glamour. Pensé entonces en lo poco glamuroso que es este deporte para algunas personas. Hay maratonianos y maratonianas que son capaces de terminar los 42,1 kms con un estilazo divino de zancada y sin despeinarse, pero algunos de los mortales llegamos, no al final de una carrera, sino a casa después de un triste rodaje como ha llegado hoy una servidora. Digna de no encontrase con nadie en la escalera.